“LA VIDA MARAVILLOSA” por Stephen Jay Gould

Versión para impresora

Este libro muy recomendable publicado por el Profesor Gould de la Universidad de Harvard hace ya mas de veinte años trata sobre un periodo realmente interesante y único de la Historia Natural: el Cámbrico.

A comienzos de la Era Paleozoica, hace unos 570 millones de años, se produjo un fenómeno que ha sido denominado la “Explosión del Cámbrico” durante la cual hacen su primera aparición los animales pluricelulares modernos y ello ocurre de una manera súbita, puesto que según los registros fósiles, con anterioridad a dicho periodo, solo existió vida unicelular. Es en este momento cuando surgen prácticamente todos los principales grupos de animales modernos, mejor dicho de “prototipos” de los animales que existen hoy, puesto que a lo largo de esos muchos millones de años que separan el Cámbrico de nuestros días, la vida sufrirá una evolución continua e insospechada que dará lugar a los seres vivos actuales, no sin antes experimentar fases de aparición y desaparición de numerosas formas animales ( se repetirán procesos de extinciones masivas, como por ej. la catástrofe del periodo Pérmico durante la cual fueron eliminados un 95% de todas las especies marinas; o la del periodo Cretácico, al final de la era del Mesozoico, y durante la cual desaparecerían los dinosaurios entre otros).

La explosión del Cámbrico, ese “episodio concentrado de diversificación”, como lo denomina Gould, es “un acontecimiento tolerablemente antiguo, pero la Tierra tiene 4.500 millones de años de edad, de modo que la vida pluricelular de diseño moderno ocupa poco mas del 10 % del tiempo terrestre.”
“La vida surgió hace al menos 3.500 millones de años, aproximadamente tan pronto como la Tierra se enfrió lo suficiente para permitir la estabilidad de los componentes químicos principales… no considero que el mismo origen de la vida sea un acontecimiento al azar o impredecible. Sospecho que, dada la composición de las atmósferas y océanos primitivos, el origen de la vida fue una necesidad química"

El profesor Gould nos guía con incomparable maestría por la evolución natural: “los fósiles mas antiguos son células procariotas de unos 3.500 millones de años de antigüedad… dominaron el registro fósil en todo el mundo durante más de 2.000 millones de años. Las primeras células eucariotas (complejas y completas, con núcleo y estructuras en el citoplasma) aparecieron hace unos  1.400 millones de años.”

Y por la cadena de la vida: “Nuestra mejor historia identifica al menos algunos organelos principales (las mitocondrias y los cloroplastos casi con toda seguridad) como descendientes de células procariotas completas que evolucionaron para vivir simbióticamente dentro de otras células (Margulis 1981).”

La explosión de vida pluricelular posterior, durante el Cámbrico, fue “una época de oportunidades sin parangón…en el bullicio y fermento de este período único, la experimentación reinaba en un mundo prácticamente libre de competencia por primera y única vez.”

Como muy bien me explica el biólogo Carlos Garcia, profesor en la Univ. de Cádiz:
“El Cámbrico fue un periodo de cambios en la vida sobre la Tierra fascinante, el comienzo de una diversificación de taxones gobernada por la selección natural y una de las cosas que más me fascina es que en ese momento nada podía hacer sospechar o asegurar que algún día surgieran los primates y luego el hombre. Podría no haber ocurrido. Pero hoy día el hombre tiene tanto poder, que tiene en sus manos el destino de muchas lineas evolutivas y de hecho es la causa directa de una pérdida de diversidad de grandes dimensiones y que se produce a una tasa muy elevada. “
En fin, libro de recomendada, e incluso obligada, lectura.

(Comentario por Alberto Garcia)